Carta de presentación

Recursos de empleo

La carta de presentación

Una carta de presentación es una oportunidad para diferenciarnos de otros candidatos y proporcionar información sobre nosotros al seleccionador que, de otra manera, no podría conocer: desde nuestras habilidades comunicativas a nuestra motivación. 

Su principal objetivo es captar la atención del reclutador de personal para que continúe leyendo el CV y hacerle saber por qué puedes ser de gran valor para la empresa. 

Antes de redactarla, ten en cuenta estos consejos.

  • No ha de ser un duplicado del currículum, sino que debe complementarlo. Destaca en ella tus puntos fuertes y explica por qué la empresa puede llegar a necesitarte.
  • Haz hincapié en uno o dos argumentos de peso en lugar de en varios débiles.
  • Preséntate y justifica el motivo Explica por qué tu perfil se adapta al puesto y manifiesta tu motivación para desempeñar el trabajo.
  • Debe mostrar un enfoque más personal que el CV. Puedes subrayar, por ejemplo, los rasgos de tu carácter que consideras que son importantes para la oferta de trabajo.
  • Ha de ser única y estar adaptada a la empresa y al puesto al que optas.
  • Breve. Tres o cuatro párrafos como máximo.
  • Texto claro y directo. Huye de las frases redundantes, y por supuesto, cuida la ortografía.
  • No olvides, al inicio, incluir la dirección del remitente, la del destinario y la fecha. Firma al final.